Vuelta Al Sentido

Después de haber entrenado nuestro espacio mental para Con templar todo lo que en la Mente habita, volvemos al sentir.

El sentir radica en el cuerpo. De modo que el sentido se saborea en él. Se saborea, se palpa, se huele, se ve y se escucha.

¡El sentido de la vida tiene sentido porque Es sentido!

El cuerpo contiene la inteligencia vital del Universo entero. Y aunque tantas veces la menospreciamos, sigue estando ahí. Como he explicado alguna vez, nuestro Ser es mucho más amplio de lo que nuestra razón comprende y lo que nuestra lógica abarca. Nuestro Ser es mucho más amplio y Es a la vez en muchos planos de la realidad, que escapan a nuestra comprensión.

La misma inteligencia que permite la vida  y su evolución y expansión está contenida en cada una de nuestras células, que siempre trabajan en nuestro mayor beneficio. Aunque no nos lo creamos, aunque ni lo sepamos y aunque queramos creer que no es así.

Pero desconfiamos rotunda y ampliamente del cuerpo. Lo cuestionamos y lo ponemos en duda. Desconfiamos del cuerpo como desconfiamos de nuestra visión, de nuestra Mente.

El Programa Mental (que no la mente) nos lleva a separarnos de la escucha al cuerpo, cuando en realidad son una unidad. Tranajan unidos en nuestro mayor beneficio.

Lo confundimos porque nos sentimos confundidas.

El ser humano lleva mucho tiempo olvidándose de sentir y de la importancia de conectarse al cuerpo para conectarse a la Fuente de vida.

Este Nivel está impregnado de la total apertura hacia lo que nuestro cuerpo nos quiere mostrar, para recibir todo aquello que de él provenga.

El Cuerpo es tanto recepetor como emisor. Recibe y Da (Hace. Igual que la Mente.
Ahora vamos a movernos en un espacio interpretativo en el que el Cuerpo y la Mente son uno indistinto. El condicionamiento mental y su programa, es una cosa, es todo lo im-puesto (puesto de fuera adentro) pero la Mente es Una con el cuerpo. En realidad es un continuo en la que la Conciencia sería la posibilidad de adentrarnos en planos en los que el cuerpo no puede estar a la vez que está aquí, pero la Mente con su Conciencia expansiva, sí.
HAbiendo visto todas las interpretaciones a través de as cuales nos acercamos a nosotras mismas y al mundo y todos los frenos que provocan en nosotras ahora vamos

a salir de la interpretación mental que hemos concebido históricamente a las sensaciones corporales y simplemente nos vamos a dejar correr como el agua del río por ellas.

¡Dejarnos correr! Correrse es llegar al orgasmo. Se necesita dejarse llevar directamente por las sensaciones de placer para ello.

Dejarnos experimentar las sensaciones atravesando todas las interpretaciones anteriores que hayan podido darse historicamente, en nosotros y antes que nosotros. El saber no proviene de la mente, sino del paladar! Proviene de todas las experiencias que nos atrevemos a atravesar, a pesar de todos los condicionamientos.

Una persona no se convierte en sabia porque haya leído mucho sino porque ha paladeado mucho. Porque ha vivido a través de su boca. Como los bebés, que conocen el mundo a través de metérselo en la boca.

Sentido, Sensación y Sensibilidad

Sentimos a través de los sentidos que poseemos. Poseemos el olfato, la vista, el oído y el tacto y el gusto.

El Sentido tiene sentido vital para nosotros porque hemos podido antes sentirlo. Sentimos nuestro entorno y la vida que corre y se muestra gracias a que tenemos sentidos que nos permiten empaparnos. Pero es a la vez a través de éstos mismos sentidos a través de los cuales recibimos el mundo, que expresamos el nuestro propio.

De modo que Sentir en sí mismo es un acto corporeo mentolado (;.p)

Y como del hecho de sentir, participa la mente, como colectivo humano, hemos ido haciendo un constructo del sentir, a través de creencias. Esto tiene sentido también porque nos ayuda en cierto modo a construir un plano colectivo de consenso en el que podemos entendernos rápidamente y de manera bastante práctica y eficaz. Pero también esto hace que se pierdan las connotaciones individuales que están significadas y cifradas únicamente por cada individuo a través de su mente.

Nos conocemos a través de conocer el mundo. Conocemos el mundo a través de los sentidos. Nos relacionamos con él a través de estos mismos. Pero el constructo cultural e histórico nos lleva a muchas confusiones internas que nos ayudan a entendernos en este plano colectivo pero, por otro lado, nos llevan también a adquirir muchas creencias que no nos permiten relacionarnos desde nuestra genuicidad si partimos de que todo eso es una verdad última y no un consenso creado para comprendernos colectivamente y relacionarnos desde ahí.

El sentido es lo que te permite, te hace posible, sentir, Tú sientes a tu modo único. Genuino. Propio. Recoges la información del mundo, la codificas a través de tu cerebro y la devuelves al mundo expresando tu genuicidad.

La sensación es aquello que tu cerebro traduce, cifra y, por supuesto, interpreta. La sensación designa un impulso perceptivo-reflexivo.De manera que sientes a través de la sensación. Sientes la sensación porque tu mente participa de ello. Tu mente elabora tu sentir. Pero toda la interpretación condicionada a veces no te hace posible sentir desde tu sentir. Valga la redundancia!

La sensaibilidad es la habilidad para recibir información a través de los sentidos. La prdisposición para recibir estímulos a través de los sentidos.

Sentir lo Sentido

Ahora que reconocemos las interpretaciones y que sabemos dejarlas en suspenso. Ahora que utilizamos nuestro INTENTO para poner peso en nuestro mundommmmm…

ejercicio:

Vamos a sentir cada día a través de los sentidos.

Al menos una vez al día con cada sentido, nos detendremos y estaremos atentas a la información que nos trae sobre el mundo y/o sobre nosotras mismas.

Cinco veces al día profundizaremos en el sentido que nos demos cuenta que en ese momento está primando. Recibiendo y dándonos información.

Que cada una escoja la forma de retener esa información. Puede escribirlo inmediatamente, hacer un audio al grupo o grabarlo para sí misma. Pero estaría genial que fuéramos compartiendo en el grupo.

Sabemos que en seguida vamos a correr a interpretar esas sensaciones, pero…

Cómo sientes tú?

Qué estás sintiendo?

Qué sensaciones tienes?

Puedes dejar todas las interpretaciones mentales y enfocarte en cómo estás sintiendo tú?

A qué partes de ti te lleva?

Con quien te conecta?

Qué se despliega?

Empecemos pues!!

 

Podéis apuntar o grabar vuestros hallazgos en ese mismo momento o no.

Como ya sabéis, no es necesario ni requerido. Pero es muy interesante que, las veces que vemos algo incluso lo compartamos al momento o cuando podamos.

 

estaría guay que fuéramos compartiendo, CON PODCAST O BIBLIA EN VERSO, por el grupo los darnos cuenta y los hallazgos como vayamos «viendo».

 

 

 UN ABRAZO ENORMEEEEEE

Visit Us On InstagramVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube